Autor:
Manuel Santamaria.
Experto Universitario en Coaching. Trabajador social. Licenciado en Resolución de conflictos. 

Visita mis Publicaciones.

A veces nos toca estar en ambientes que no deseamos, con personas que nos desagradan pero ello sólo es una oportunidad! Una oportunidad para subir de nivel, aprender y dejar nuestra huella. Aprovechalo!


A menudo la gente se queja de que se encuentra en un empleo y en un ambiente laboral en el que no desean estar. Estas personas desearían estar en otros ámbitos, con otras personas y hasta haciendo otras cosas. No creo que nada sea por casualidad y además de las creencias limitantes, otra cuestión que “sujeta” a las personas a esos lugares son las cosas que deberían estar dando de sí a quienes le rodean y no lo hacen por algún motivo.

Posiblemente te haya pasado que renunciaste a un empleo desagradable para caer en otro similar. O hayas abandonado un ámbito, un lugar, una situación donde te relacionabas con otras personas porque las personas implicada te resultan desagradables. Pues ha llegado el momento que dejes de hacerlo. Deja de huir de esos lugares y simplemente sube de nivel haciendo lo que te corresponde hacer en donde te encuentras ahora.

¿A que me refiero con hacer lo que te corresponde? A que des aquello que en este momento sólo tú puedes darles a esas personas. Es necesario que des lo mejor de ti. Si eres como las miles de personas que no saben qué tienen para dar, lo mejor será que des todo de ti: amor, comprensión, escucha y que también compartas tus experiencias de vida. También por supuesto, que hagas bien tu trabajo. Esto es lo que tu ambiente necesita de ti. Te garantizo que estás donde estás porque te necesitan. Necesitan algo de ti y no podrás huir hasta que no entregues eso que tú tienes para dar.

Cuando te entregues de corazón a esas desagradables personas ocurriraán varias cosas: empezarás a dejar de maldecirlas, conocerás otra faceta de ellos, cambiarás tu perspectiva, obtendrás beneficios inesperados, aprenderás cosas que necesitabas aprender para mejorar tu vida y luego...bum! saltarás a otro nivel y de manera natural se abrirán puertas para que ingreses a otros ámbitos.

Luego simplemente se te abrirán otras puertas para que te vayas de allí y cumplas una misión –diferente- en otro lugar. No es accidente que estés donde estas actualmente. Ese lugar y esas personas, por más odiosas que parezcan, necesitan algo de ti y debes dárselos por el simple hecho de que te conviene hacerlo. Por eso, cuando te desagrade el lugar donde te encuentras te sugiero que formules la siguiente pregunta: ¿Qué necesita ésta gente de mí? ¿Qué puedo aportar a este lugar? Cuando lo hayas hecho simplemente prepara tus cosas, las puertas se abrirán para que salgas de allí.






Otros Contenidos relacionados :